El lenguaje, en todas sus vertientes y dominios, es lo que nos caracteriza a los seres humanos. A través del lenguaje, las personas no solo describimos los que vemos y observamos sino que el lenguaje es Generativo, es decir, a través del él somos capaces de visualizar, innovar y crear realidades, nuestras realidades y compartirlo con otros.

Las personas disponemos de tres dominios de comunicación:

  • El lenguaje oral (la palabra)
  • Nuestras emociones
  • Nuestra corporalidad

Un buen observador será capaz de diferenciar  el sentido verdadero de un discurso o una conversación que mantiene con otras personas, a través de la postura de su interlocutor  (su mirada, sus gestos, sus manos o la posición de su cuerpo con respecto al espacio que ocupa)

Las emociones que experimentamos y sentimos llegan a ser tan importantes en la vida de una persona que nos producen verdaderos cambios corporales y viceversa.

A una persona deprimida, triste e insegura, le podemos ayudar a superar este estado de ánimo autodestructivo con terapia, pero también enseñándoles a cambiar su postura corporal (ejem: relaciones sociales, baile o biodanza, actividades deportivas colectivas, participar en tertulias, risoterapia…)

Cuando el cuerpo actúa o inter actúa con otros a través delas relaciones o el ejercicio, se incrementan las endorfinas en el organismo que tienen tremendo efecto de bienestar.